El Brexit deja a Reino Unido fuera del proyecto Galileo y ya planean su propio sistema de posicionamiento

Ahora que es prácticamente seguro que el Reino Unido no estará involucrado en los satélites de posicionamiento Galileo de la UE, se encuentra en una situación difícil a la hora de conseguir el esperado objetivo de conseguir una alternativa al GPS. ¿Cómo se obtiene la tecnología de navegación más precisa posible una vez que el Brexit ya sea algo oficial? La respuesta es hacerse su propio sistema de navegación (introducir referencia a Futurama). Algunas fuentes afirman que la primera ministra Theresa May ha ordenado la creación de un sistema de posicionamiento por satéltite construido en el Reino Unido con hasta 100 millones de libras esterlinas (unos 110 millones de euros al cambios) reservados para este proyecto.

Un anuncio oficial podría suceder tan pronto como esta semana, de acuerdo con los expertos, aunque sigue siendo especulación y filtraciones sin confirmaciones oficiales. No está del todo claro cuándo el país querría una red operativa, aunque eso probablemente dependa de los resultados del estudio inicial.

Cualquier red de desarrollo propio es probable que sea costosa (una estimación lo sitúa en 3.300 millones de euros ), y es fácil prever oposición al plan si se hace oficial, mayormente por el alto coste y porque hubiese sido más barato seguir colaborando con Galileo. Sin embargo, el país tiene fuertes incentivos para construir sus propios satélites en lugar de depender de otros. El Reino Unido podría no tener acceso a la señal codificada más precisa de Galileo, y los EE. UU. Se reservan los datos de GPS más precisos para sus propios militares. Un sistema interno puede ser la única forma de obtener el tipo de exactitud de ubicación y seguridad que las fuerzas armadas británicas querrían, aunque esto suponga un coste ingente de recursos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*