El oro de World of Warcraft ya es siete veces más valioso que el bolívar venezolano

La moneda de Venezuela, el bolívar, hace mucho cayó por debajo del valor del oro virtual que existe en el mudno de Azeroth, el conocido munto del juego World of Warcraft (WoW), que cada mes congrega a varios millones de jugadores, maneniéndose como uno de los juegos con más jugadores activos, si bien ya pasó su época dorada y no se espera que vuelva a suceder. Lo que es notable es cuánto más valioso se ha convertido la moneda virtual en comparación a una moneda físca, aunque también está el caso del Bitcoin y demás criptomonedas para demostrarnos que no es necesario un apoyo físico para creer en el valor de una moneda.

Para poner las cosas en perspectiva, en agosto pasado el oro virtual de WoW valía casi el doble que el bolívar. Hoy en día, vale casi siete veces más, y posiblemente mucho más si consideramos el valor del mercado negro. Según Google, un dólar estadounidense vale 68,915 bolívares. Comparamos eso con el precio de los tokens de WoW, créditos oficiales en el juego que se pueden usar para extender el tiempo de juego de un jugador o comprar elementos del juego. Los tokens se pueden comprar con 20 dólares en efectivo del mundo real o vendidos por una cantidad fluctuante de oro en el juego. Un servicio de seguimiento enumera el precio de oro actual de un token como 203 035 piezas. Eso da como resultado 10,152 piezas de juego de oro por USD.

Según esos cálculos, el oro virtual de World of Warcraft valdría 6,8 veces más que el bolívar. Sin embargo, si se toma en cuenta la tasa del bolívar en el mercado negro, la diferencia es aún más asombrosa. Dolar Today, que sigue la tasa del bolívar en el mercado negro, parece decir que el valor actual de la moneda es 636.771,03 por dólar estadounidense.  Según esa cifra, el oro WoW valdría casi 62 veces más que la moneda oficial de Venezuela.

Co-Fundador de Sector Arcano y jefe editorial de la sección de Tecnología.

Videojuegos desde los 3 años y redactando en el sector de tecnología desde casi una década.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*